≡ Menu

Ya solo nieva en las cumbres

De repente, en medio de los días de nubes cubriendo las montañas, aparece una mañana de sol intenso, de frío en el aire húmedo y de luz vibrante que hace brillar la nieve en lo más alto. Ya sólo caen copos que no llegan a cuajar en la ladera, la nevada deja los blancos para las cumbres, y los apuntes se toman al sol, rápidamente para que no se hielen los dedos que sujetan el pincel.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Next post:

Previous post: