María Torres-Solanot en Alerta

Rubio Cerro, licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, convierte las sensaciones que percibe frente a un paisaje en una imagen visual. Necesita sumergirse en el entorno, se empapa de él, y a partir de ahí plasma en el lienzo la evocación de las sensaciones que le produjo. En su obra la Naturaleza se manifiesta de modo fuerte y claro. Mediante pinceladas amplias y gruesas, y huyendo del detalle, desestructura el panorama y muestra lo que sintió al verlo. En algunas de sus pinturas los signos de la representación se han alejado casi por completo de la forma real.

Rubio Cerro nos presenta tres zonas distintas: la extremeña, la granadina y la cántabra, cada una con su luz y su colorido. Así resulta un cromatismo muy diferenciado según el marco paisajístico, y los ocres, los verdes o los azules, se adueñan de la obra. A ello se une una atracción por el agua, por su movimiento y color, y, para mejor representarla, María la fragmenta y la vuelve a unir aflorando la riqueza cromática que bulle bajo la superficie.

Exposiciones en: PDG Ediciones de Arte Cuadernos

2004/2017 María Rubio Cerro - Todos los derechos reservados - Nota legal