Rodrigo González Martín en El Adelantado de Segovia

De anteriores exposiciones nos
quedaba en el aire la pregunta de
cuándo María Rubio nos mostraría
sus cuadernos, sus bocetos,
esos momentos primarios y
vitales en los que emerge su creatividad.
Con cierta complicidad
y recato despejaba la duda el día
de la inauguración de esta exposición
en LaRejay nos enseñaba
algunos de sus cuadernos de pintura,
verdaderos diarios de ensayos,
de descubrimientos yemociones,
de vivencias y probaturas.
Sentíamos todas las reservas
a pasar esas páginas secretas, a
desvelar esas percepciones primigenias.
De esos instantes fugaces
nace su pintura, de esas vivencias
buscadas y, a la vez, azarosas
se alimenta su obra
posterior, como atestigua en sus
dos bellísimas impresiones digitales
iluminadas a mano con
acuarela (Cuaderno del jardín Iy
II). Lapintura de Maria Rubio es
una pintura de viajes,de búsquedas,
de itinerarios de la naturaleza
al estudio, de la impronta a la
forma.
Cada cuaderno es un diario
gráfico,en el que crece su imaginario
personal y madura su investigación
artística. En la presente
exposición nos muestra
sus logros y progresos en técnicas
que van de los acrílicos a los
linograbados, de las acuarelas a
las impresiones digitales, avanzando
la abstracción formal y
cromática, sin olvidar la memoria
del paisaje que se siente y se
huele en cada gesto,en cada pincelada.
Pero la pintura sobresale
a la anécdota, el color va encontrando
su camino propio y las
ataduras, que llamábamos "vitralistas"
en las exposiciones anteriores'
de las composiciones se
van liberando, fluyendo.
La exposición está cuidada
en un montaje respetuoso con
técnicas y formatos, los enmarcados
protegen las obras de tamaños
menores, como si fueran
ensayos precisos, experimentos
formales. Pero las últimas obras
rompen las ataduras, se liberan
de su marcos, y la pintura cubre
la tela que envuelve el bastidor,
como queriendo ir más allá de
su soporte. Juego de tamaños,
LA ARTISTA
Dentro del bosque
juego de miradas. Apuntes, experiencias,
ensayos, ideas.En esta exposición
la pintura de María Rubio
ha ganado en relato,dando más coherencia
a su creación y libertad a
su proceso. Losapuntes de la naturaleza
han decantado intuiciones
más sutiles. Hasta ahora primaba
el análisis de los bocetos recogidos
en los cuadernos, que se realizaba
con precisión y paciencia en el estudio,
pero las obras que ahora expone
María Rubio alcanzan una
madurez de síntesis gráfica y
cromática muy atractivay rica, que
anticipa una mayor libertad y soltura
creativas.
Elproceso va de las obras "Dentro
del bosque" a "Setosde acebos
en el Medio Punto", aúndescriptivas
y con perspectivas a la altura
del ojo,a las obras" Orden clásico I
y II", sin duda las dos obras mayores,
no solo en tamaño, de la exposición,
en las que la abstracción libera
la memoria, la perspectiva se
conforma a la altura de la imaginación
y la composición sintetiza
otros herencias. El cuadro es ventana
y mesa, gesto y transparencia,
geometría de sección áurea y fantasía
floral,orden sin servidumbres
perceptivas.
La perspectiva caballera que
aún se vislumbra en obras como
"Tierras altas" a "Entre limones"
y que da sentido a un orden visual
sabido, se ha abstraído en dos dimensiones.
Una, en la serie de
obras tituladas "Ritmos en rojos"
a "Ritmos en verdes", cuidados
relatos de formas y colores, de
imágenes y de ensueños, de fragmentas
de mapas de una naturaleza
ideada más que vista, soñada
más que tocada, y otra, en la cuidada
y sugerente serie de "Collages",
perfecto laboratorio de ensayos,
más allá de los cuadernos
de campo, alcanzando su propia
autonomía, que reivindica su invención.
Por enésima vez, en estas
piezas de María Rubio el collage
es a la vez técnica y juego, ensayo
y lenguaje, acumulación y
cultura. Síntesis de fotografías y

La exposición está
cuidada en un montaje
respetuoso con técnicas y
formatos, los enmarcados
protegen las obras de
tamaños menores, como
sifueran ensayos
precisos, experimentos
formales
textiles, papeles varios y herencias
gráficas, dibujos recuperados
y retoques nuevos. Orden e impronta,
estructura y gesto, acumulación
y sorpresa.
Intuimos que la pintura de
María Rubio en su indagación de
formas y colores va a descubrir
nuevos paisajes sin olvidar la memoria,
nuevos gestos aún más sensuales
sin renunciar a los sentidos.

Exposiciones en: PDG Ediciones de Arte Cuadernos

2004/2017 María Rubio Cerro - Todos los derechos reservados - Nota legal